en Reflexiones

Mujeres, El Poder de su Fuerza y Dignidad Silenciosa

Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Michell Oabama

Dia de la Mujer

Yo soy un ejemplo de lo que es posible cuando las chicas desde el principio de sus vidas son amadas y cultivadas por la gente alrededor de ellas. Estuve rodeada de mujeres extraordinarias en mi vida que me enseñaron sobre la dignidad y la fuerza silenciosa.

 

Meditando en esta cita de Michelle Obama y valga la ocasión por ser hoy el día internacional de la mujer, me puse a pensar en esas cualidades a veces invisibles que tienen las mujeres.

Creo sin temor a equivocarme que Dios ha bendecido al mundo con las mujeres y realmente no me imagino sin ellas, tanto es así que desde que nacemos todos estamos rodeados de mujeres: madres, abuelas, tías, primas y amigas de la casa que nos han acompañado a lo largo de nuestras vidas y nos han sabido guiar con sus sabios consejos, sin desconocer que cada una de ellas ha tenido sus propias cargas, luchas y dificultades, pero aun así han seguido adelante con eso que Michelle llama “fuerza silenciosa”

Creo que la “fuerza silenciosa” es una virtud inherente a todas las mujeres, y es esa fuerza las que les permite avanzar a través de los valles más tormentosos y oscuros de la vida. No significa que ellas tengan que ser perfectas, no significa que ellas nunca tiren la toalla, no significa que ella nos tengan que aguantar nuestro machismo y debamos criticarlas si algún día nos mandan a todos los hombres para la “porra”.

Más bien esa fuerza silenciosa de las mujeres, es eso que les permite y les da coraje para hacer 5 cosas a la vez y hacerlas bien hecha, es esa fuerza que las anima a seguir adelante aunque nadie las ayude, es esa fuerza que les permite confiar en su instinto y seguir sus sueños cuando los demás pensamos que están locas.

Esa fuerza silenciosa, es un don precioso de Dios para ellas, que les permite crecer y florecer en lugares donde nadie creyó que algo podía florecer, es esa misma fuerza las que les permite ser solo a ellas “multifuncionales”, y no se como logran hacer todos los malabares de la vida al mismo tiempo, hijas, hermanas, esposas, madres, amigas, empresarias, ejecutivas, cocineras, mucamas, etc., etc., y hasta médicos cuando en la casa todos nos enfermamos.

Realmente, desde mi perspectiva masculina, creo que no es fácil ser mujer, así que no me queda si no agradecer a todas ustedes bellas mujeres, las admiro y las valoro.

Quiero dejarlas con esta oración que es oportuna para el día de hoy:

ORACIÓN POR EL DIA DE LA MUJER

Gracias, Dios, por el amor que nos tienes; porque nos has creado a tu imagen y semejanza en la condición de varón y mujer; para que, reconociéndonos diferentes, busquemos complementarnos: el varón como apoyo de la mujer y la mujer como apoyo del varón.

Gracias, Padre Bueno, por la mujer y su misión en el mundo.

Te pido por la mujer que es hija: que sea acogida y amada por sus padres, tratada con ternura y delicadeza.

Te pido por la mujer que es hermana: que sea respetada y defendida por sus hermanos.

Te pido por la mujer que es esposa: que sea reconocida, valorada y ayudada por su esposo, que ella se respete y se dé a respetar, para vivir ambos la comunión de corazones y anhelos que se prolongan en la fecundidad de una nueva vida humana, participando así en la máxima obra de la creación: el ser humano.

Te pido por la mujer que es madre: que reconozca en la maternidad el florecimiento de su feminidad. Creada para la relación, sea sensible, tierna y abnegada en la educación de cada hijo; con la dulzura y la fortaleza, la serenidad y la valentía, la fe y la esperanza que van forjando la persona, el ciudadano, el hijo de Dios.

Te pido por las mujeres buenas y generosas que han entregado su vida para realizar la nuestra.

Te pido por las mujeres que se sienten solas, por las que no encuentran sentido a su vida; por las marginadas y usadas como objeto de placer y de consumo; por las que han sido maltratadas.

Te pido, Padre Bueno, por todos nosotros, varones o mujeres; que nos sepamos comprender, valorar y ayudar mutuamente, para que en la relación, amable y positiva, colaboremos juntos al servicio de la familia y de la vida.

Amén.

 

Artículos relacionados


Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Déjame un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.