en Motivacion, Network Marketing

¿Estoy en una compañía Multinivel o en una Secta?

Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

De antemano humildemente pido excusas a aquellos lectores que se sientan heridos u ofendidos por las analogías que utilizaré en este artículo.

Aquellos que tienen la dicha de conocerme personalmente saben que soy un tanto “complicado”, que no “trago entero”, que tengo esa terrible innata obsesión de analizarlo todo y descubrir por mi mismo el porqué de las cosas.

Hago honor a mi profesión de Analista de Sistemas (así dice mi diploma, que no se si por error de la universidad, dejaron el campo de acción abierto y ahora me la creo: estoy en capacidad de analizar cualquier sistema y plantear soluciones, no sólo en el ámbito informático, sino en la vida cotidiana, sino que lo digan mis compañeros de oficina).

…Y, sí, me gusta analizarlo todo una y otra vez, y a pesar de tanto análisis aun así cometo muchos errores. Lo particular es que ya he sido estigmatizado por algunos “amigos” multinivelistas y no multinivelistas como un ERIZO.

Bueno, la verdad no me molesta, es más me enorgullece tal calificativo, pues el concepto de erizo explicado por Jim Collims un consultor de negocios estadounidense, además de escritor y conferenciante sobre gestión empresarial en su libro Empresas que Sobresalen, basado en la historia “El Erizo y el Zorro”, corrobora la premisa de que “El zorro sabe muchos temas, pero el erizo sabe un gran tema”.

Aunque particularmente creo que tengo de los dos, y más bien me considero un “Zorrizo”, una mezcla extraña entre zorro y erizo, pero sobresale el erizo que llevo dentro.

Voy a finalizar esta breve introducción al tema describiendo al zorro como un animal hábil que utiliza muchos planes y recursos cuando va a la caza de erizos: Escarba en su madriguera, se oculta entre los arbustos, y cuando el erizo sale lo ataca; entre otras estrategias, pero el zorro no se enfoca en una sola estrategia. El tiene varios planes de acción y persigue muchas huellas al mismo tiempo.

Por otro lado, el Erizo solo sabe hacer una cosa y la sabe hacer muy bien. Cuándo el zorro se acerca a comérselo se transforma y se convierte en una gran bola de púas, imposible para el zorro comerselo así.

Ahora sí, desmenuzando el título de este artículo, debo aclarar que soy un cristiano, practicante en una iglesia cristiana y parte del liderazgo que enseña los domingos, pero no promulgo ni predico el cristianismo a nivel  de fanatismo en ninguna de sus facetas, y tampoco discuto por las verdades doctrinales que la gente pudiera creer, y digo esto porque con conocimiento de causa puedo hablar sobre las características de una secta religiosa, características que utilizaré para demostrar que muchas compañías de MLM se han convertido en una especie de secta al mejor estilo religioso.

Si bien, nadie que está en una secta va a admitir que su creencia o fe es sectaria y que a sus líderes solo les interesa su propio beneficio, tampoco lo harán aquellos fanáticos del multinivel que siguen a ciegas a sus líderes “ungidos” – perdón, líderes de mayor rango – porque sólo a ellos les ha sido revelado la verdad y son los únicos que la pueden transmitir, así como los apóstoles y profetas de las sectas.

Me gusta el Network Marketing, hago redes de mercado, defiendo el negocio a capa y espada, pero lo que no puedo aceptar es ese modelo sectario de “usted solo obedezca, porque su líder ya labró el camino”. “Solo haga caso, no pregunte”.

Aunque no lo quieras aceptar, eso se llama abuso psicoĺogico y poder coercitivo. Como si fueran dioses, todo el honor y la adoración – perdón, edificación –  se le debe a los líderes, a los diamantes o a los más altos rangos de la compañía.  Lo que ellos digan, es el amén de las cosas y contra eso nadie puede decir lo contrario. – Usted no sabe nada!.

Que esas compañías funcionan? – Si, tengo que admitirlo, funcionan. Pero debes saber que por más buenas ideas que tengas no las vas a poder desarrollar, no vas a tener la dicha de tus propias experiencias, que es donde realmente está el verdadero aprendizaje, porque no te está permitido salirte del sistema, y si te sales, no demorarán en expedir comunicados con medidas para aquellos que no quieran someterse a la “santa” voluntad de sus apóstoles y profetas – digo líderes-, tal como sucede en las sectas, y prontamente te irás al infierno.

No puedes negarme que aunque no lo hacen abiertamente, psicológicamente te exigen una devoción y dedicación incondicional a un sistema que fue diseñado en y para unas zonas geográficas donde realmente funciona, pero quizá en la tuya no (tu gente tiene otra cultura), porque ese sistema “tiene” la única verdad, y es esa verdad la que te hará libre (hablando financieramente).

Por otro lado, si no asistes a los entrenamientos (casi obligatorios – la persuasión coercitiva es tan grande que vas o vas), que dicho sea de paso se asemejan a los encuentros de algunas sectas en donde los expositores quieren inyectar en tu cabeza a como dé lugar que si no te comprometes con los eventos nunca tendrás resultados ni serás un líder y no podrás cumplir con tu llamado.

Esas reuniones maratónicas que hacen subir la adrenalina por la presión que hay una semana tras otra, porque viene un expositor “de afuera” y hay que llenar el auditorio, son solo prácticas de grupo orientadas a estimular el fervor pero que también buscan debilitar el análisis crítico. En otras palabras, no hay lugar a cuestionamientos, no se puede. No piense, a usted no le pagan para eso.

Así las cosas, si usted mi querido lector, está identificando en su compañía o negocio Multinivel algunas características de las que he mencionado, le sugiero haga un alto, analice lo que está sucediendo en su entorno y en su negocio, no sea que cuando se quite la venda o se le caiga sola, sea un número más de las estadísticas que conforman a aquellos que no quieren saber de ningún negocio Multinivel, porque se sintieron engañados, porque sus ilusiones y su tiempo se perdieron, porque confiaron en un predicador líder multinivel que les presentó la salvación y la gloria libertad financiera y usted cual oveja se creyó todas sus predicaciones y nunca se dio tiempo para cuestionar, analizar y sacar sus propias conclusiones.

Como líderes muchas veces caemos en la trampa de la coerción, pero una vez comprendes que hiciste mal, lo importante es replantear y como expresara mi amigo Ricardo Inami de Lima Peru: Lo mejor es hacer lo que te haga feliz y en donde te encuentres en paz, sea lo que sea.

Quiero terminar con un texto bíblico que me ha ayudado: “Examinenlo todo cuidadosamente, tomen lo bueno”. 1 Tesalonicenses 5:21

Artículos relacionados


Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Déjame un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.