en Empoderamiento, Motivacion

Cómo descubrir tu propósito en la vida y darle sentido

Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Hace unos meses escribí un artículo al que titulé Enfrentemos la verdad: La vida no tiene sentido!, en el cual expongo algunos cuestionamientos que nos hacemos acerca de nuestra vida y del sentido que la misma tiene para nosotros.

Continuando con esa misma temática y retomando mi último párrafo, la vida no tiene sentido, somos nosotros quienes le damos sentido encontrando o descubriendo nuestro propósito en la misma.

Pero… ¿Cómo descubrimos nuestro propósito en la vida?,  ¿para qué nos sirve eso?

Quizá seas una persona que no cree que tiene un propósito en la vida, y es por eso que la vida para ti no tiene sentido.

Antes de continuar leyendo te invito a hacer una pausa y a pensar qué tan satisfecho estás o te sientes con tu vida, calificando tu satisfacción en una escala del 1 al 10, donde 1 es completamente insatisfecho y 10 totalmente satisfecho. – te preguntarás para qué esta tontería? — Pues la respuesta es simple, tu nivel de satisfacción está directamente relacionado con tu propósito de vida. Aquellas personas que sabemos que tenemos un propósito en la vida nos sentimos más satisfechos que aquellos que carecen de uno.

Para muchos la sola idea de tener un “propósito en la vida”, les parece irrelevante y lo consideran un tema solo de “soñadores”.

Probablemente hoy te sientes desmotivado, sin rumbo, sin saber hacia dónde va tu vida, inseguro de ti mismo, te sientes sin dirección, atrapado en la rutina, eso mi estimado amigo, es no tener claro cual es tu propósito en la vida.

Entonces, de verdad crees que esto de descubrir nuestro propósito de vida es solo para soñadores?

Por eso, y aunque suene extraño, si en verdad quieres descubrir tu propósito en la vida, primero debes vaciar tu mente de todos los falsos estereotipos sociales que te han enseñado o de todas las ideas preconcebidas que tengas al respecto, como por ejemplo “mi propósito en la vida es ser feliz” — es algo loable, pero eso no es un propósito de vida.

“El propósito de la vida es descubrir tu don. Tu trabajo en la vida es desarrollarlo. El significado de la vida es regalar tu don”.

Parafraseando estas sabias palabras de David Viscott, el propósito de tu vida se refiere al sentido o significado que le das a tu vida, y ese significado naturalmente surge de tu interior, cuando usas tus fortalezas, dones y talentos y los pones al servicio a los demás.

El propósito de la vida no es ser feliz.  Es ser útil, ser honorable, ser compasivo, hacer una diferencia por el hecho de haber vivido y vivido bien.” – Ralph Waldo Emerson

Sí, todo eso está bien… pero entonces cómo descubro mi verdadero propósito en la vida?

Antes de continuar, voy a usar la analogía de Bruce Lee, a quien un alumno le pidió le enseñara lo que él sabía de artes marciales. Lee sostuvo en sus manos dos tazas, ambas llenas de agua. “La primera taza”, dijo Bruce, representa tu conocimiento sobre artes marciales, “la segunda taza” es mi conocimiento sobre artes marciales, así que si quieres llenar tu taza con mis conocimientos, primero debes vaciar la tuya de tu conocimiento.

Así las cosas, si quieres descubrir tu verdadero propósito en la vida, primero debes vaciar la primera taza, tu taza y permitir que la segunda taza (este artículo) la llene.

Me gustan los libros “para dummies”, porque enseñan de manera fácil y práctica las cosas de otros explicarían de forma complicada, y tal vez el método que he puesto en práctica para descubrir mi propósito, el cual quiero enseñarte sea un método para dummies.

Posiblemente seas un poco nihilista, no importa, solo haz lo que te sugiero en las siguientes líneas y me cuentas, vale?

Empecemos…

1). Toma una libreta y un bolígrafo, o mejor utiliza tu computadora para empezar a escribir.

2). Escribe lo siguiente: ¿Cuál es mi verdadero propósito en la vida?

3). Empieza a escribir tu respuesta: “Mi propósito en la vida es… ” – Escribe todo lo que te venga a la cabeza. -No importa lo que sea.

4). Trata de organizar por lo menos una frase corta y luego intenta organizar una oración.

5). Repite los pasos 3 y 4 hasta que puedas armar un pequeño párrafo que tenga sentido, pero sobretodo que te haga agua los ojos y te acelere el corazón. Cuando esto suceda, has logrado encontrar tu propósito en la vida!.

Para muchos este ejercicio parecerá estúpido. Qué cosa más absurda! me dirán, pero realmente esto te permitirá aclarar todo el desorden y condicionamiento social sobre lo que tu piensas que es tener un propósito en la vida, porque cuando finalmente das con la respuesta correcta sentirás que ahora sí, la vida tiene una razón de ser y por más obstáculos que te ponga, siempre encontrarás la forma de salir victorioso ante las advsersidades.

No te resistas hacer este ejercicio, quizá después de escribir y escribir sientes que no pasa nada, pueden pasar minutos y horas y nada, sigue escribiendo, tal vez aparezcan algunas pequeñas oleadas de emoción que no terminan de convencerte, sigue escribiendo, vas por buen camino.

Es importante, que si decides hacer este ejercicio, lo hagas en lugar donde puedas estar solo con Dios y contigo mismo, sin interrupciones.

Este ejercicio me tomó algunos días y quise desistir porque no encontraba nada, pero luego todo fue empezando a tomar forma y después de descansar un poco, cerrar mis ojos, encontrar ese soplo de Dios dentro de mí, todo se fue aclarando en mi mente y de un momento a otro llegó mi respuesta:

Estoy en este mundo para ayudar personas a descubrir y potenciar sus propósitos de vida, creando conciencia de la bondad de Dios al habernos dotado de dones y talentos, regalos divinos que nos permiten hacer de este mundo un mejor lugar.

Hacer este ejercicio me permitió entender que debía salir de mi propia burbuja personal, ese pequeño mundo que todos tenemos donde cada uno es el propio centro, donde solo te preocupas por tu bienestar, por tener éxito en la vida, por tu placer personal, por la mejor comida, por la mejor música, por la mejor casa, por el mejor sexo, etc., etc.,

En esa burbuja personal lo más importante eres tú y como te afecta lo que sucede o no a tu alrededor, solo nos preocupa no sentirnos incómodos, y por eso cuando no tenemos lo que deseamos o no logramos lo que nos hemos propuesto nos sentimos fracasados y sin propósito alguno en la vida.

Cuando encuentras esa respuesta única de por qué estás en este mundo, cuál es tu razón de ser en la vida, entonces tu cosmovisión cambia, porque empiezas a ver las necesidades de los demás y sentir su sufrimiento. Es allí cuando se activa tu propósito y empiezas a trabajar para mejorar vidas, incluso si no eres tan bueno haciéndolo, eso no importa, porque lo realmente importante ahora es que tu vida toma sentido y arde en ti ese deseo de aprender y desarrollar habilidades que no sabías que tenías o que podías aprender.

Entenderás que la vida que Dios nos ha dado es un regalo, y debemos aprovecharlo al máximo, y no perder un segundo, porque que no hay nada más satisfactorio que hacer que las vidas de los demás sean un poco mejores.

Por último debo ser muy sincero y decirte que descubrir tu propósito es la parte fácil. La parte difícil es mantenerte con esa convicción trabajando en tí mismo hasta el punto en que eso se convierten en tu pasión, eso que harías aunque fueras el único convencido de ello.

Nunca se te olvide que hay una diferencia significativa entre vivir nuestras vidas con propósito y vivirlas sin rumbo y sin dirección.

Me gustaría tu comentario y te agradezco compartas este artículo.

Artículos relacionados


Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Déjame un comentario

Comentario

  1. Me encanto, gracias por ayudarnos a encontrar nuestros propósitos, sus pasos me sirvieron muchísimo y que Dios derrame muchas bendiciones sobre usted😄.