MiguelAtencia

Papá, quien te dio permiso de publicar mis fotos?

Hija padre. redes sociales

No hay duda que las redes sociales han abierto nuevas posibilidades para compartir nuestro diario vivir y el de nuestros hijos a una escala nunca antes pensada.

Sin embargo, muchos padres nos hemos tomado la atribución sin pensarlo ni analizarlo detenidamente de “crearle” a nuestros hijos una “identidad digital” con la que ellos en el futuro probablemente no estarán de acuerdo.

Sigue leyendo

Mujer, he aquí tu hijo: Un homenaje a las Madres

Mujer, he aquí tu hijo. Hijo he aquí tu madre.

Hoy es el día de las madres, por lo menos en mi país Colombia y algunos otros países de América Latina.

Algunos me dirán, bah! El día de las madres debe ser todos los días, pero acaso la gente cumple años todos los días?

Considero loable que haya por lo menos un día en el año para reconocer y honrar públicamente el don maravilloso de la maternidad. No todas son mamá.

Sigue leyendo

Carta pública a mi Mamá

Carta a mi mamá

Colombia, 10 de mayo de 2017.

Querida mamá:

En mis 42 años de existencia, creo que es la primera vez que te escribo una carta, y créeme que lo hago desde el fondo de mi corazón y Dios sabe que es así.

Podría decir muchas cosas, pero nada de lo que diga hoy será suficiente para agradecerte todo lo que has hecho por mi, solo puede decirte MUCHAS GRACIAS MAMÁ.

Gracias por las largas noches que dejaste de dormir para cuidarme. Gracias por dejar de comer para que yo pudiera hacerlo. Gracias por tu cuidado y tu protección hasta que pude valerme por mi mismo, gracias por enseñarme a ser un hombre de valor, gracias por lo que hoy soy, todo eso es gracias a ti mamá.

Se que la vida ha sido difícil para ti, te has sacrificado por amor a tus hijos, y jamás podría ser capaz de entender tu amor. Creo que hay solo dos amores inigualables en el mundo, el amor de Dios y el amor tuyo mamá.

A lo largo de todos años, he podido comprender ese esmero tuyo de enseñarme el camino del bien, el camino que conduce a Dios, y si, tus esfuerzos aunque no los entendí muchas veces no han sido en vano, tu trabajo ha dado sus frutos.

No te lo digo a menudo como debería y tampoco lo demuestro siempre, pero debes saber que te amo con todo mi corazón mamá, que agradezco a Dios que aun estés en esta tierra velando por mi. Tus oraciones día a día me fortalecen.

Perdóname cuando en ocasiones dejé de escucharte, cuando hice caso omiso a tus sabios consejos, sabes? – Tenías razón, debí hacerte caso, pues ahora que soy padre, se de que trata esa responsabilidad, aunque nunca como la tuya mamá.

Hoy, le pido a Dios, te permita vivir largos días y disfrutar las bendiciones que El ha dispuesto para ti.

Gracias por ser mi mamá- Feliz día!

Enfrentemos la verdad: La vida no tiene sentido!

La vida no tiene sentido
Quizá este artículo se torne un tanto extenso, pero no puedes leerlo a medias, pues quedarás 
con una idea errónea de lo que quiero transmitir, así que te invito a leerlo en su totalidad.

Hace unos días mi esposa me comentaba la experiencia de una amiga de la familia que – siendo creyente en Dios – está abatida por la depresión y la soledad, aun teniendo personas a su alrededor, cuestionando el sentido de su propia vida.

No pretendo juzgar a nadie, por qué muchas veces también cuestioné el sentido de mi vida, al hacerlo me enfrenté a una gran verdad: La vida en sí misma no tiene sentido.

Sigue leyendo

Siento que soy un fraude, pero no se lo digas a nadie

Síndrome del Impostor

Créeme que lo he pensado más de 100 veces para sentarme a escribir este artículo, y la única razón por la que decidí hacerlo es para compartir una experiencia de vulnerabilidad personal contigo, porque estoy más que seguro no soy la única persona que se ha sentido así.

Así que hoy definitivamente me confieso: “En ocasiones he sentido que soy un fraude”…. sí por momentos he sentido esa desagradable sensación de ser un impostor,  aunque dentro de mí, en el fondo de mi corazón se que no he querido o tratado conscientemente de engañar a alguien, ese sentimiento ha aparecido ocasionalmente causando una vulnerabilidad en mi vida y en el logro de mis objetivos.

Preocupado por sentirme así, empecé a buscar respuestas, y no fue sino hasta hace pocos meses cuando descubrí que existe algo que se llama el “Síndrome del Impostor”.

Sigue leyendo