en Empoderamiento, Motivacion

Amas de casa: un trabajo invisible, no reconocido ni valorado

Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace algunas semanas estuve conversando con una compañera de oficina acerca de la inflación y la carestía que vive el país y de cómo hacer rendir nuestros salarios. En medio de nuestra conversación ella me dice “… es que tu esposa no trabaja”.

Me quedé pensando varios días en el asunto, y después de analizar muchas situaciones vividas junto a mi esposa y mis hijos he llegado a la conclusión que nuestra sociedad es experta para desconocer y despreciar ciertos tipos de trabajo, y peor aún negar que son realmente trabajos que merecen ser reconocidos.

Hoy, 1 de mayo consideré pertinente hablar de este tema, porque en muchos países del mundo se celebra el día del trabajo, pero ¿cuál es la celebración para reconocer el trabajo de las mujeres “amas” de casa?

Admito que podría generalizar a partir de mi experiencia, pero aunque se han hecho muchos esfuerzos para que las mujeres puedan ser “libres” y “construir” una vida fuera del hogar, todavía existe un alto número de ellas que son gerentes de tiempo completo de esa importante y gran empresa llamada hogar.

Sí, muchas de ellas tienen un título “ad honorem” de Gerentes del Hogar y su trabajo es invisible y muchas veces ni es reconocido ni tampoco valorado, mucho menos remunerado.

Me atrevería a decir que muchas de estas “gerentes” jamás podrán librarse o renunciar a ese trabajo – por más que quieran- , un trabajo sobre el que recae todo tipo de responsabilidades, un trabajo que tiene desafíos como ningún otro, un trabajo en el que se agoniza día a día, en el cual no hay vacaciones ni licencia por enfermedad, que contiene un sinnúmero de funciones que deben ser realizadas todas en el transcurso del mismo día, un trabajo que nuestra sociedad tiene en poco porque simplemente existe la suposición que todas las actividades del hogar son connaturales a las mujeres.

Debo reconocer públicamente que admiro a mi esposa y a todas esas mujeres que han preferido gerenciar el hogar, porque en verdad no entiendo como hacen para manejar tan pesada carga día a día, mucho menos comprendo cómo son capaces de hacer cinco o más cosas a la vez.

Que alguien me diga que eso que ellas hacen en casa no es un trabajo?, cuidar a los niños, educarlos y enseñarlos a ser personas de bien que es?. Que alguien me explique como hacen esas mujeres para soportar tantas cargas mentales y emocionales?

Además de todo lo anterior estas heroínas de la casa deben luchar contra ellas mismas para no dejarse vencer por las expectativas no satisfechas, la desilusión y muchas veces la soledad.

Hoy tengo que exaltar y reconocer este trabajo, trabajo invisible que sustenta el hogar sin que nos demos cuenta.

Este trabajo es menospreciado en el mundo, y no se registra en ninguna contabilidad nacional o Producto Interno Bruto, no genera prestaciones sociales. Pero, irónicamente, es lo que sustenta la economía, porque estas gerentes sí saben cómo hacer más con menos, ellas están pendiente del más mínimo detalle y si presenta algún problema saben como solucionarlo

Quiero concluir haciendo un llamado a mis lectores esposos e hijos, que aunque nos cueste, es hora de considerar más seriamente el trabajo invisible que subyace en nuestra vidas y que es realizado por esas compañeras de lucha a las que debemos muchos de nuestros éxitos a costas de sus sacrificios.

Abrazos mis heroínas y feliz día del trabajo.

Artículos relacionados


Comparte es artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Déjame un comentario

Comentario

  1. Hola, me encanto tu comentario, es bueno que los hombres piensen así de nosotras, yo soy una de ellas y en mi caso ademas de ser ama de casa trabajo como secretaria de Gerencia en una Empresa de Servicios Públicos y de verdad que es muy pesado, tener que levantarme bien temprano para hacer desayuno y almuerzo al mismo tiempo y dejar limpia mi casa y luego irme a trabajar, eso es de superpoderosas jajajaja, el amor por nuestra familia es un estimulo para estar en esas, pero sin la ayuda de Dios no se puede, porque el es quien nos da la fuerza y el valor para seguir dando de nosotras lo mejor.

  2. Reconozco el trabajo de la mujer en el hogar mientras nosotros los hombres hacemos una labor ellas hacen 5 a la vez.Mi felicitaciones a estas mujeres valientes.A usted don Miguel muy acertado el comentario.

  3. Miguel, bien por su artículo de las gerentes sin sueldo. Sería bueno reflexionar cómo muchas mujeres son las que mantienen el machismo que afecta el pleno reconocimiento de los derechos de la mujer. Saludos

  4. Gracias por su reconocimiento. Y es bien cierto , cuando se madruga ( 5: 00 a.m o mas temprano ) para dejar todo arreglado en casa ( desayuno, almuerzo, aseo etc ) antes de ir al “trabajo en la calle ” solo toca pedir a Dios nos siga dando “fortaleza y salud ” pues es una tarea super agotadora, como usted bien lo dice NO es reconocido y aunque estemos enfermas tenemos que echar para adelante. Y como decía mi padre… “Todo es bello limpio , menos el bolsillo “(hay que ponerle un poco de humor al asunto para no amargarnos jeje) .

  5. Es muy importante su comentario en resaltar a nuestras Gerentes.
    Hoy deseo tambien felicitar a esas mujeres que luchan en la empresa llamada hogar.
    Pero no nos olvidemos de esas vendedoras ambulantes que luchan para llevar el sustento con su trabajo hacia el hogar.

  6. Gracias , yo soy gerente de hogar , y me satisface mucho llevar las riendas de esa gran empresa , así no lo vean como un trabajo . Que fácil para muchos decir ella no trabaja ? Sabiendo que llevamos toda la responsabilidad de dejar a la sociedad unas personas bien educados y preparados para cualquier situación . Donde nos desempeñamos en todos los oficios como : profesores , sicólogos , médicos , choferes , confidentes , chef , jardineras , aseadora en fin muchas profesiones que desempeñamos . Y todavía dicen ” ella no trabaja ” ?