en Motivacion, Reflexiones

Abuela, se Cortó la Leche!

Comparte es artículo
  •  
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    19
    Shares

Te has preguntado alguna vez: ¿cómo estar de buen ánimo o tener un buen día si todo últimamente me está saliendo mal, contrario a lo planeado?.

Bienvenido a mi Blog, porque ya no estás solo!. En este preciso momento de mi vida me estoy haciendo la misma pregunta, y muy molesto y un tanto desmotivado me acordé que en mi época de adolescente viví con mi abuela paterna, ella siempre tenía una bella manera de vivir la vida y darle a cada situación un esquema de aprendizaje.

Recuerdo en cierta ocasión que habíamos comprado leche y por alguna razón la leche se cortó: Abuela, la leche se cortó, le dije pensando en tirarla, pero ella sabiamente me dijo, mijo: si se cortó entonces hagamos dulce!.

Creo que nunca jamás he comido tanto dulce y tan delicioso como esa vez, pero solo hasta ahora comprendo que cuando la leche se corta no hay porque tirarla, pero también a raíz de esa pequeña enseñanza de la abuela, entendí de forma analógica que si una cosa no funciona como se planea entonces hay que ser recursivos pero sobre todo aprender a responder a los desafíos que la vida nos plantea.

Todos los días trae consigo su propio afán, pero la pregunta subyacente es: ¿Que hacer cuando las cosas no salen bien? ¿Qué hacer cuando las cosas no salen según el plan?

Es normal que inicialmente cada uno de nosotros actuemos de formas no convencionales o comunes cuando las cosas no nos salen bien, nos enojamos, o tratamos de evadir nuestra realidad intentando apagar nuestras emociones y escondiéndonos en la comida o dejando de comer, en la televisión, algunos en el alcohol, que se yo. (tu sabrás que haces)

El asunto es que cuando las cosas no nos salen como esperamos, es completamente normal sentir que algo estamos haciendo mal, pues no podemos negar que se nos está moviendo el tapete o la alfombra donde estábamos parados y ahora todo nuestro mundo está tambaleando.

Hoy me doy cuenta que lo que tiene que suceder, sucederá, y cuando las cosas que suceden no son las que esperamos, nos llenamos de pánico y ansiedad, pero lo cierto es que en la vida casi nada sale como se espera, y no estoy diciendo que no debemos tener expectativas o hacer planes, sino más bien aceptar que muchas veces nuestros planes no se van a realizar exactamente como los hemos planeado y que en realidad está bien que las cosas sean diferentes a como las hemos imaginado.

Hay un principio bíblico en romanos 8:28 que dice: “Y sabemos que a los que a Dios aman, todas las cosas les ayudan a bien…” – Esto se traduce en que aparentemente las cosas que nos sucedan parezcan ser para mal, no lo son, siempre y cuando estemos seguros de amar a Dios.

Cuando las cosas no salen de acuerdo a nuestros planes, podemos hacer dos cosas:

1). Sacar provecho de la situación adversa y darle un giro (Leche cortada = dulce)

2). Quejarte de la vida y renunciar a todo. (Tirar la leche).

En mi experiencia personal, he descubierto que mis mejores experiencias se dan cuando no enfoco mis energías en las expectativas o cuando no planeo demasiado, sino que dejo que la experiencia suceda. Creo que había perdido esa forma de vivir y me estaba preocupando mucho por tener todo “bajo control”. — No me funcionó.

Lo cierto es que el tiempo pasa, y ni tu ni yo podemos controlar todo a nuestro alrededor, pero si podemos controlarnos a nosotros mismos, planear el éxito y alentarnos a seguir adelante en lugar de condenarnos por cualquier cosa que se haya salido de control.

Quiero dejarte con esta frase de Ralph Waldo Emerson:

Termina cada día y agradece.
Tu has hecho lo que podías;
algunos errores y absurdos han sucedido;
olvidalos tan pronto como sea posible.
Mañana es un nuevo día;
empezarás con serenidad
y con un espíritu demasiado alto.

 

Artículos relacionados


Comparte es artículo
  •  
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    19
    Shares

Déjame un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Excelente mensaje. Aunque a veces las cosas no nos salgan cómo se haya planeado, debemos meditar en qué se está fallando y dejar todo bajo el control de Dios porque los planes de Él son más grandes, traen paz y estabilidad “son mejores que los nuestros”.

  2. gracias miguel por todos tus escritos tus reflexiones una gran realidad de la vida, me ha hecho tanto bien leer tus mensajes, de veras gracias. Dios te siga bendiciendo grandemente