en Cristianismo, Reflexiones

¿En serio, hasta que la muerte nos separe?

Comparte es artículo
  •  
  • 85
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    85
    Shares

Trinado en las redes sociales los titulares sobre la separación definitiva de James Rodríguez y Daniela Ospina, quienes después de cinco – ¿como 5,  es decir 1, 2, 3, 4, 5?– años de matrimonio la pareja le puso fin a su unión, tras diferencias irreconciliables.

Quizá este artículo le parezca absurdo, ridículo y fuera de lugar, pero voy a permitirme hacer algunas acotaciones que sólo podrían aplicarse a los practicantes de la fe cristiana.  Si usted es practicante de la fe cristiana, lo invito a seguir leyendo y prestar atención, de lo contrario le agradezco por haber leído hasta aquí, pero este artículo no es para usted.

No es de asombrarse que la pérdida de valores ha hecho mella en nuestra sociedad, y por tanto ha causado estragos en su base: la familia.

Se define a la familia como el núcleo fundamental de la sociedad, que se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla, y por ejemplo la Constitución Política de mi país Colombia,  reza que el Estado y la sociedad garantizarán la protección integral de la familia.

El papel, soporta todo. Pero bueno, no es en eso en lo que quiero enfocarme, sino en el hecho de que por ser “practicantes de la fe cristiana”, al contraer matrimonio por la iglesia, aceptando su fe y obviamente los mandamientos de la misma de manera voluntaria, consigo también hemos aceptado la letra menuda del contrato que reza “Hasta que la muerte los separe”.

Voy a referirme a este asunto con mucha responsabilidad y objetividad, porque no es lo yo crea, es lo que usted y yo al ser cristianos hemos aceptado: el matrimonio es para toda la vida, y Dios no acepta el divorcio. Boomm!

Si señor, toda esa palabrería que usted escucha en una boda cristiana, tiene una razón de ser, Jesús (el líder supremo del cristianismo, y al cual seguimos los cristianos), siempre dejó claro cuál es el ideal de Dios para el matrimonio: “Ya no son, sino una sola carne, por eso lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe – Mateo 19:6 –

El asunto es tan serio, que allí mismo, Jesús sigue diciendo que el el divorcio y un nuevo matrimonio es equivalente a adulterio. Plop!

Es que si usted es verdaderamente cristiano, entonces no puede desconocer esta verdad, o esta letra menuda, porque es tan sagrado y tan serio el vínculo del matrimonio que Dios mismo lo compara al amor que él siente por su iglesia, amor por el cual entregó a lo más preciado su único hijo, por una iglesia pecadora, insurrecta, y con todos los defectos que usted se pueda imaginar.

No tengo la menor duda, que los Estados antes que garantizar la protección del matrimonio (entiéndase como familia) han contribuido al debilitamiento del mismo, aprobando leyes que lo han debilitado hasta el punto que esta institución ha quedado subyugada por el desarrollo de la libre personalidad y sexualidad del ser humano.

Ahora bien, uno de los asuntos sobre el divorcio cristiano es que en contexto Dios desea proteger a las mujeres, Malaquías 2:16, por ejemplo del cual podemos deducir por qué Dios no está de acuerdo con el divorcio, y es sencillamente porque el hombre (varón) debe proteger y amar a su mujer, pero en vez de esto la aborrece, es traicionero y desleal.

Incluso, Jesús mismo emite una reflexión sobre el divorcio cuando los fariseos le preguntaron: ¿Es lícito al hombre divorciarse de su esposa por cualquier razón? – Mateo 9:13. –

Por otro lado, siempre miramos el divorcio desde la perspectiva de los cónyuges o padres, pero qué hay de los hijos? – Que tal si cambiamos la perspectiva e intentamos mirar a través de sus ojos?

Permítanme hacer algunas apreciaciones aquí desde mi perspectiva de hijo que ha sufrido la separación de sus padres a muy corta edad.

Cuando los esposos se separan, desde su punto de vista quizá el divorcio o la separación puede considerarse como un alivio o descanso de tan pesada carga del matrimonio o de la relación, y lo que he visto es que con el tiempo ambos o alguno de los dos llega a superarlo y siguen adelante con sus vidas.

Pero para los hijos, la separación o el divorcio no es solo un acontecimiento que sucede generalmente en su infancia, sino que es un desencadenante que casi siempre cambia sus vidas  y la forma de ver el mundo.

Un niño no entiende de divorcios, para él todo lo que conocía como “estabilidad” ya no lo es. Cómo interpreta un niño que ahora sus papás ya no viven juntos y que le toca “moverse” constantemente entre dos mundos a los que no pertenece completamente?

Desde el punto de vista de un niño o hijo de padres divorciados o separados, el divorcio demuestra que el amor no vale nada y que no dura para siempre, y constantemente se cuestionarán si a él también dejarán de amarlo.

Lo peor de todo, es que el divorcio cambia drásticamente el mundo de un niño, haciendo que se cuestione sobre las creencias espirituales y los valores sociales que se suponen parten del hogar.

Aunque a usted le suene ridículo y tenga su propia percepción, el divorcio demuestra lo enferma que está la sociedad, sociedad que se ufana de su cristianismo hipócrita, sociedad que necesita entender que si decide seguir y practicar la fe en y de Jesús, debe mostrar al mundo que el propósito de Dios es la restauración de la familia, del matrimonio y no el divorcio, porque aunque usted no lo acepte, los hijos de padres divorciados ven el divorcio como un proceso que ellos tendrán que revivir, así como el dolor que viene junto con él, en cada etapa de sus vidas.

Por esto, y por muchas cosas más que haría muy largo este artículo, Sí es en serio, Hasta que la muerte nos separe.!

PD: Sólo hay un (1) motivo por el cual Dios aprueba el divorcio, pero ese será otro tema para escribir

Si te gustó este artículo, por favor comenta y compártelo.

Artículos relacionados


Comparte es artículo
  •  
  • 85
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    85
    Shares

Déjame un comentario

Comentario

  1. Muy valiosos,sus enseñanzas,que aunque seamos adultos y hayamos pasado estas etapas,tengo hijos,sobrinos,y muchos a mi alrededor,para ayudar…en estas areas,que por estos tiempos,son contados los hogares,donde los hijos pueden convivir disfrutar de la compañia de sus padres

  2. Hola Miguel Dios le bendiga, excelente artículo. Lamentablemente el matrimonio se a convertido en un estado desechable llamemoslo así, porque se han perdido los valores cristianos. El libre desarrollo de la personalidad, ha hecho qúe las nuevas generaciones vivan su vida sin importarles en muchas ocaciones a quien se llevan por delante, terminando asi con un matrimomio por intereses materiales o personales. Que pasa con esto, que traen hijos que no pidieron venir a este mundo, para que sigan repitiendo la misma historia y será un sírculo vicioso de nuca acabar pues estos niños no tendran quien les enseñe valores cristianos ni morales.

  3. Hola buen día y bendecido gracias por compartir de tu tiempo. Una enzeñanza excelente toda la gloria y honra sea para nuestro Dios.

  4. Así es mi amigo Miguel. Jesús dejó claro que sólo la fornicacion sería razón para el divorcio Mateo 5:32, siempre y cuando no sea con la intención de conseguir el mismo. pero como aún vivimos en el mundo controlado por satan Juan 14:30- 1Juan5:19.
    Quien mediante la filosofía de que lo importante es el sentir y creer propio. De que sólo deben preocuparse de lo que depende de ti mismi. y asta cierto punto es así [tu no puedes respirar por otras personas ni otra persona por Ti] pero la altivez de muchos, no les permite ver algunas cosas como
    1, Génesis 2: 7 que fue Jehová quien les dio el sopló de la vida
    2, salmo127:3-4 que los hijos son una herencia que tenemos que como flecha dirigirlo para que cumplan con sus objetivo. Responsabilidad que fue dada a los padres. No a terceras personas Deut6:7 Efec 6:4 Col 3:21 ellos son los que más sufren
    3,Proverbios 29:25 -26. El que dirán. Muchos por querer ser aceptados en X grupo no son capaces de defender lo más sagrado que puede tener alguien su hogar
    Hijos destruyen a sus padres
    Esposos(as) que destrozan física,emocional, y moralmente,a su cónyuge. sucesos que predijo el Apóstol Pablo. 2tim3:1-5
    El libro padre rico y padre pobre. Ley sobre el concepto de la carrera de las ratas dice que sólo el 5% sobre sale el otro 95% gira en el error con el mundo. Sería bueno debes en cuando preguntarnos. ¿En que porcentaje estoy yo ? Para no ser presa fácil. Col 2:8. del que sabe que le queda ecorto tipo. Apocalipsis 12:12

  5. Maravilloso, coincidimos en el concepto Cristiano que es el pilar para los actos de vida. Seguimos viendo los desajustes de la sociedad, que precisamente surgen de la falta de calor y atención permanente e ininterrumpida de padres y estado de manera articulada.
    Todavía estamos a tiempo…publiquemos unas recomendaciones.

  6. totalmente de acuerdo señor Miguel la familia es la base de una sociedad
    y ante los ojos de Dios el divorcio es sinónimo de adulterio

  7. Estoy totalmente de acuerdo con ud, soy educadora y veo la triste situaciòn de los niños de padres separados…pero miro alrededor y me hacen sentir retrògrada.Yo creo que si realmente queremos agradar a Dios la soluciòn no es separase.Es aferrarse a Èl de tal modo que conociendo nuestra intenciòn nos respalda.Pero no es fácil, es orar, ayunar, ser fuerte ante las tentaciones, pues lastimosamente cuando tienes problemas con tu pareja más tentaciones llegan y los malos consejos abundan…Entoces a orar, orar, controlarse ante la tentaciòn, esperar y Dios hará la obra: Restaurar tu hogar.